¿Qué es y qué no es acoso escolar?

FOTO BLOG

Es importante que sepamos discernir lo que sí se trata de un caso de acoso escolar de lo que no.

Las situaciones de acoso en las aulas son un hecho que existe en nuestra sociedad y en nuestras escuelas. Se ha observado que en los últimos años, los casos de bullying han aumentado y que, en ocasiones, los padres confunden hechos banales con casos de acoso escolar, percibiendo así la situación como más grave de lo que realmente es. Al mismo tiempo, también sucede lo contrario, y es que, en algunas ocasiones, muchos profesores y padres no le dan la importancia que realmente tienen a ciertos conflictos en el aula.

Por tanto, ¿dónde está la frontera entre acoso escolar y una pelea puntual entre compañeros?

Para contestar a esta pregunta se debe tener en cuenta que un caso aislado de agresión, física, verbal,  o relacional, no se tomará como un caso de acoso, sino como un conflicto puntual entre las partes. Se debe entender que se considera maltrato toda acción reiterada en la que la víctima se encuentra en una situación de inferioridad respecto al agresor.

Así pues, el acoso escolar debe cumplir una serie de requisitos que lo diferencian de otro tipo de conductas:

  •  Debe ser un hecho repetitivo y continuado, no algo aislado. 
  • Debe afectar a todos los niveles de vida de la víctima.
  • Debe existir una desigualdad de poder entre el agresor y la víctima.
  • Tiene que  haber observadores, que presencien la agresión.
  • A menudo implica una gran variedad de conductas violentas (físicas, verbales, psicológicas y sociales).

 

Sánchez Aneas, A. (2009). Acoso escolar y convivencia en las aulas. Manual de prevención e intervención. Alcalá la Real, Jaén: Formación Alcalá.

Rodicio-García, M. L., & Iglesias-Cortizas, M. J. (2011). El acoso escolar: diagnóstico y prevención. Madrid: Biblioteca Nueva.

Elisa Martín

Departamento de Educación

no replies

Leave your comment