La importancia del descanso

Las vacaciones de Navidad están a la vuelta de la esquina y es un buen momento para recordar que, si bien es verdad que los niños y las niñas tienen que seguir ejercitando el cerebro para no olvidar los conocimientos adquiridos en clase, también es fundamental que saquen tiempo para descansar.

El descanso es una manifestación natural del cuerpo humano. Al igual que necesita movimiento, este también necesita periodos en los que disminuya su actividad. Cuando nos movemos, el cuerpo gasta nutrientes que luego tiene que recuperar. Descansar es una necesidad básica para cualquier persona, pero para los niños y niñas es aún más vital puesto que forma parte de su desarrollo, no solo a nivel físico, sino también psicológico. El cerebro termina de procesar todo lo que aprende mientras descansa; si se pasa todo el día sobreestimulado, le costará asimilar la información, así que es importante no sobrecargar a los peques con deberes o con tareas.

Cuando hablamos de descanso, en primer lugar hablamos de una correcta rutina de sueño. Las horas que un niño debe dormir cada noche varía en función de la edad, pero la media se sitúa entre las ocho y once horas aproximadamente. La falta de sueño, especialmente cuando se convierte en una costumbre, puede entorpecer el crecimiento de los peques y traer consecuencias negativas a largo plazo: bajada de rendimiento escolar, empeoramiento del humor, malos reflejos, estrés, etc.

Como se ha explicado anteriormente, el cerebro consume mucha energía y nutrientes durante el día que luego tiene que recuperar. Sin embargo, descansar no es solo dormir. También puede ser llevar a cabo actividades más relajadas como leer un cuento, sentarse en el jardín o mantener una conversación distendida con la familia. Pero ¡ojo!, descansar también puede ser bailar, o hacer yoga, un deporte divertido, cantar o jugar en el parque… En definitiva, actividades divertidas que no impliquen un gran esfuerzo mental. Por eso, aunque es cierto que durante las vacaciones los pequeños suelen tener más tiempo libre que pueden aprovechar para descansar,  lo más aconsejable es que no solo tengan tiempo libre durante estos días festivos, sino también durante el curso.

Adquirir una rutina de descanso será fundamental para el correcto desarrollo de los más pequeños. Que la adquieran a una edad temprana facilitará que la costumbre se mantenga a lo largo del tiempo. En un momento en el que la salud mental se ha visto algo deteriorada a lo largo de estos últimos años, es importante que los niños aprendan que no solo hay que trabajar, sino que tomarse una pausa en el camino también es algo necesario y bueno para ellos.

En Smile and Learn tenemos numerosos vídeos sobre yoga, una disciplina que ayuda a que los niños se relajen y que tiene numerosos beneficios para ellos, entre los que se encuentran la mejora de la postura o el fortalecimiento de los músculos. Si aún no has probado nuestra plataforma educativa, puedes hacerlo gratis rellenando este formulario.

Leave your comment