Incentivar la curiosidad

La curiosidad es muy importante para el desarrollo de los niños y las niñas. A fin de cuentas, es el motor que les impulsa a descubrir todo cuanto les es desconocido. Por eso, entre otras cosas, es tan habitual que lancen miles de preguntas sobre asuntos que pueden pasar totalmente desapercibidos en la edad adulta. 

Aunque esa curiosidad a veces pueda parecer insaciable, es muy positiva y es muy recomendable seguir alimentándola. Eso les animará a conocer el mundo que les rodea, despertará su emoción por aprender cosas nuevas y les estimulará a mejorar sus capacidades. 

¿Qué podemos hacer, tanto desde las familias como los docentes, para incentivar esa curiosidad? Os compartimos tres consejos: 

  • Anímate a responder sus preguntas. Es cierto que, en ocasiones, un elevado número de preguntas puede resultar abrumador, pero os animamos a tratar de responderlas y evitar las fórmulas como el “porque sí”. Escuchar atentamente y dar respuesta a sus preguntas es la mejor manera de animarles a que lo sigan haciendo. Además, puede ser muy enriquecedor también para los adultos: verás cómo de vez en cuando te sorprendes replanteándote cuestiones que dabas por sentadas. 
  • Juegos de preguntas. Es una excelente estrategia didáctica para fomentar la creatividad y la curiosidad a partes iguales. Se puede iniciar en familia una ronda de preguntas sobre fenómenos meteorológicos o sobre cualquier otro tema que les suscite interés. Descubriréis, además, que tampoco tenéis todas las respuestas, ¡pero eso es lo más divertido!  Una vez formuladas, tanto peques como adultos deberán intentar encontrar la solución que parezca más coherente y después, entre todos, buscar la respuesta correcta. ¡Verás cómo te sorprenden!
  •  Aprender divirtiéndose. Hoy en día existen múltiples recursos al alcance de los más peques, así que hay múltiples opciones para alimentar sus ganas de aprender de una forma amena. Desde los libros, con los que pueden acercarse a todo tipo de temáticas… hasta plataformas totalmente interactivas como Smile and Learn, que cuenta con cientos de vídeos, audiolibros con los que dar rienda suelta a su curiosidad. En ella, pueden encontrar una infinidad de temas sobre los que aprender mientras se lo pasan en grande. 

La curiosidad es la llave que abre las puertas del conocimiento a los más peques. Trabajar con ellos esta habilidad es fundamental para su desarrollo y aprendizaje. 

Si aún no has probado nuestra plataforma educativa, puedes hacerlo gratis, rellenando este formulario.

Leave your comment