La gamificación con ACNEAE – Primera parte

Paula, maestra de PT

La gamificación (o ludificación) es una técnica de aprendizaje que en los últimos años está siendo cada vez más utilizada en las aulas. En este post concretaremos algunos aspectos a
tener en cuenta cuando se diseñe un proyecto de este tipo destinado a alumnado con NEAE (necesidades específicas de apoyo educativo). La gamificación traslada las mecánicas, dinámicas y elementos de juego al ámbito educativo, creando a partir de una historia o centro de interés, una serie de retos en forma de actividades de aprendizaje; que el alumnado debe superar para subir de nivel hacia la consecución de unas metas previamente pactadas.

¿POR QUÉ GAMIFICAR CON ALUMNADO CON NEAE?

  • En primer lugar, porque son alumnos y alumnas que al igual que sus compañeros “sin etiqueta” pueden beneficiarse de aprender de forma motivadora e innovadora.
  • Podemos diseñar las actividades (retos) en diferentes niveles de dificultad sin que esto suponga una diferencia tan evidente como en otras formas de trabajar ya que la consecución de los mismos no pretende ser paralela entre el grupo, sino que cada uno avance a su ritmo por un bien común (las metas pactadas).
  • Esto propicia estrategias de trabajo cooperativo, que se ha demostrado como la mejor forma de aprendizaje cuando hablamos de alumnado con NEAE del tipo que sean.
  • Un buen proyecto de gamificación genera motivación y aumenta la participación de este alumnado, que se ve capaz de afrontar los retos propuestos porque deben diseñarse a un nivel asequible y adecuado a sus posibilidades.
  • Por supuesto, esto repercute en un aumento de la autoestima (generalmente
    desajustada o baja en este tipo de alumnado).

¿Te está pareciendo interesante? La segunda parte de este artículo, ¡muy pronto!

 

Paula Berciano – Maestra de PT –  Experta en Educación Especial y Psicopedagogía

Puedes seguir a Paula en Instagram, Twitter, o su canal de Youtube

 

 

no replies

Leave your comment