Educación personalizada

El sector educativo se encuentra en una constante evolución. Gracias al avance de las nuevas tecnologías, cada vez son más las escuelas que deciden llevar a cabo métodos de enseñanza alternativos, no tanto centrados en corrientes pedagógicas concretas, sino más bien adaptados y abiertos a todo tipo de pensamientos que envuelven diferentes facetas del aprendizaje. Uno de ellos es el de la educación personalizada, que se basa en la siguiente premisa: si cada persona es diferente, ¿por qué se debería aplicar la misma fórmula de enseñanza en todos los alumnos? 

 

¿Qué es la personalización en la educación?

 

La personalización en la educación es una metodología de enseñanza que se basa en las características y personalidad de cada estudiante. Se centra en sus necesidades individuales y pretende que cada uno de ellos tome la iniciativa en su proceso de estudio. De esta forma, se presenta como una forma de aprendizaje flexible que contempla la heterogeneidad en las aulas.

A diferencia de otros métodos educativos, esta metodología es adaptable y ayuda a que cada alumno obtenga unos mejores resultados académicos dado que se enfoca en sus fortalezas y debilidades, potenciando las primeras y reforzando las últimas, y permite que este avance a su propio ritmo.

La educación personalizada aporta numerosos beneficios en cada estudiante, entre los que se encuentran:

  • Mejora de la productividad y el rendimiento en las aulas.
  • Potencia la autoestima, la autonomía y el pensamiento crítico.
  • Mayor predisposición a aprender.
  • Evita la sensación de desplazamiento o la de que se están quedando atrás con respecto al resto de sus compañeros.
  • Desarrollo de una actitud más positiva, tanto en el interior de las escuelas como en su día a día.
  • Disminuye la frustración y el absentismo escolar.
  • Favorece la inclusión.

Pero eso no es todo, porque para los profesores y educadores también tiene ciertas ventajas con respecto a otros métodos de enseñanza, puesto que permite la flexibilidad de contenidos y una mayor cercanía con el alumnado.

 

¿Cómo aplicar la educación personalizada en las aulas?

 

Para que la educación personalizada funcione lo más importante es conocer al alumno y que este y el docente trabajen a la par. Esta metodología pretende fomentar la autonomía de los estudiantes, así que los alumnos tienen que entender que ya no tomarán un rol pasivo en las aulas, sino que podrán ser partícipes de las decisiones que se toman en esta y deben comprometerse a cumplir con los objetivos pactados entre todos.

Por parte del docente, lo primero es realizar un perfil individual de cada estudiante, teniendo en cuenta sus características individuales y distintivas, y crear una ruta de aprendizaje adaptada para ellos. Pero, ¿qué son exactamente las rutas de aprendizaje? Las rutas de aprendizaje son una herramienta de propuestas formativas personalizadas. En cada ruta los docentes pueden seleccionar el contenido que necesiten para desarrollar alguna competencia, obtener algún conocimiento o reforzar lo adquirido. Plataformas como Smile and Learn facilitan esta tarea. En nuestra app existen rutas de aprendizaje predeterminadas, pero también se pueden crear en función de las necesidades de cada estudiante.

Otro de los puntos a tener en cuenta en la aplicación de este tipo de metodología es la flexibilidad, no solo en lo referente al tiempo o materias, sino también al espacio. Hoy en día, gracias a las nuevas tecnologías, la educación no se limita solo a las escuelas. Los alumnos pueden aprender también en casa, por lo que contar con el apoyo de plataformas educativas será un pilar fundamental para su desarrollo.

 

Si aún no has probado nuestra plataforma educativa, puedes hacerlo gratis rellenando este formulario.

Leave your comment