Misión especial: Educar niños felices

Todos queremos lograr que los niños a los que estamos educando sean FELICES y, aunque no es tarea fácil y es algo que debemos pensar de manera personalizada para cada niño, aquí van algunos consejos que pueden ayudarnos en nuestra misión:

  • Amor incondicional. No importa lo que hayan hecho, deben saber que siempre los vamos a querer.
  • Es fundamental separar temas Aunque les hayamos regañado por un tema académico, no podemos dejar que eso nos fastidie una cena relajada en la que podemos charlar con ellos sobre muchas cosas más. Es clave que mantengamos una conversación cercana día a días, pase lo que pase.
  • Reconocer su esfuerzo. Es importante explicarles sus errores, pero más aún que entiendan que su esfuerzo por conseguir las cosas es lo más importante. Dejemos que lo intenten, siempre que sepamos que son capaces de hacerlo. Deben entender que con su esfuerzo consiguen cosas increíbles.
  • Si se les plantea algún problema podemos ofrecerles estrategias y consejos para solucionarlo, pero es mejor que no se lo solucionemos siempre nosotros.
  • Debemos educar su inteligencia emocional desde que son muy pequeños. Es clave para la vida que identifiquen tanto sus propias emociones como las emociones de las personas con las que interactúan.
  • Es esencial poner límites, siempre basados en el respeto. Desde la infancia hasta la adolescencia el establecimiento de algunos límites proporciona la seguridad y confianza necesarias para el desarrollo emocional.

En Smile and Learn tenemos algunas actividades pensadas para el desarrollo personal de los pequeños. El juego de Mr emociones, por ejemplo, está pensado para que los niños aprendan a identificar las emociones de los demás y las propias. En el rincón tranquilo, otro ejemplo, los peques aprenderán técnicas de relajación y mindfulness.

Seguro que siguiendo estos consejos nuestros niños son cada vez más autónomos y más felices. Además pronto notaréis cómo vuestro ambiente, tanto familiar como en el aula, se tranquiliza y es más fructífero.

Beatriz Martos

Directora de educación

no replies

Leave your comment